Soy Adela Pereira

y tengo buenas noticias para ti:

El enoturismo
puede ser muy,
muy rentable

Soy Adela Pereira
y tengo buenas noticias para ti:

El enoturismo puede ser muy, muy rentable

Ayudo a las bodegas a captar visitantes del perfil adecuado y, lo más importante,
que incrementen la rentabilidad por cada visitante.

La fórmula simplificada para disparar
la rentabilidad en enoturismo

VISITANTES
ADECUADOS

+

FIDELIZACIÓN
POST-VISITA

=

VENTAS Y
RENTABILIDAD

VISITANTES ADECUADOS

Sin público no hay espectáculo

Sin embargo, no vale cualquier público
¿De qué sirve tener, 5.000, 10.000 o 100.000 visitas si no se corresponde con ese perfil de público objetivo que buscas? Trabajarás mucho, te sentirás ocupado (o desbordado) y no conseguirás los resultados deseados.

Necesitas llenar tus experiencias enoturísticas con visitantes de ese perfil que te interesa.

QUIERO AYUDA CON MIS VISITANTES

FIDELIZACIÓN POST-VISITA

La verdadera rentabilidad del enoturismo comienza cuando el turista se va de la bodega

Ya has conseguido lo más complicado.
De todos los planes posibles, han decidido ir a una bodega y de las 6.000 bodegas que hay en España han decidido visitar la tuya. ¡¡Maravilloso!!

Cuando llegan, te desvives por contarle tu historia, la de tus vinos, que aprendan, que estén a gusto,… eres el anfitrión perfecto.

Pero… en la mayoría de los casos, las bodegas repiten un patrón que les cuesta muy caro:
Reciben a desconocidos, le enseñan su bodega a desconocidos y despiden desconocidos.

QUIERO MANTENER EL CONTACTO

No pierdas la oportunidad de mantener y monetizar
la relación con el visitante
que tanto te ha costado conseguir.

¿Crees que la bodega
debería mantener el contacto
con quienes le han visitado?

En otras regiones enoturísticas resulta impensable que,
con todo el esfuerzo que requiere conseguir ese visitante,
le despidamos para siempre con un “adiós, hasta pronto”.

Tenemos que detener la dinámica de recibir extraños y despedir extraños porque se desaprovecha el potencial del enoturismo.

No rentabilizaremos el enoturismo con el dinero de la entrada y, con suerte, una buena compra después de la visita.
Así no salen bien los números.

Como salen los números es sacándole el máximo partido a la relación especial que se crea con la bodega cuando la has visitado. Es rentable cuando fidelizas a tus visitantes y sigues estando en su mente, cultivas una relación con ellos y les vendes más vino.

Pero,
¿quién soy yo
para hablarte
de esto?

Me llamo Adela Pereira y llevo trabajando en marketing y publicidad 25 años. (Conste que empecé a trabajar antes de terminar la carrera)

 

Mi primer posgrado en e-business lo hice cuando en España no había PayPal, en 2002. Me he formado en las escuelas Estados Unidos que inventaron la captación de negocio a través de internet y en modelos de fidelización de enoturismo en California.

 

Me obsesiona
la idea de que
las bodegas
expriman el potencial
del enoturismo

 

Viví 3 años en Santiago de Chile donde tuve el gusto de trabajar con bodegas como Casillero del Diablo y el Comité de exportador de vinos de Chile. En España he trabajado con marcas como Sidra el Gaitero, Chinchón de la alcoholera, el Consejo Regulador, el Club de Marketing de La Rioja o Bodegas LAN.

Si quieres captar enoturistas de ese perfil que te interesa
y mejorar la rentabilidad por visitante
ponte en contacto conmigo

QUIERO QUE MI ENOTURISMO DESPEGUE